CARDENALITO DE VENEZUELA

CARDENALITO DE VENEZUELA

CARDENALITO DE VENEZUELA
CARDENALITO DE VENEZUELA
(Carduelis cucullata)


MIXTURA
50 % negrillo

10 % alpiste (lo más pequeño posible)

5 % cardo

10 % escarola

10 % linaza blanca (se utiliza también para dietética humana)

10 % perilla blanca

5 % achicoria

opcional semilla pequeña de césped

Personalmente no soy partidario de la nabina, ni seca, ni germinada. En época de cría podemos añadir a la mixtura un poco de avena pelada, pero habrá de ser muy pequeña o partida por la mitad.



IMPORTANTE

Nada más llegar los pájaros al nuevo domicilio hay que tener las siguientes precauciones:

Durante un mes han de comer la mixtura arriba indicada. Cualquier cambio de dieta tiene que ser progresivo. Nada de germinado. Como mucho cañamón remojado 24 horas como indico más adelante.
El agua ha de estar bien visible. Además de bebedero de tubo, bañera. Comida bien visible (los primeros días no utilizar comederos exteriores cerrados tipo capilla). Añadir algún comedero colgado interior y abierto.
Si los pájaros recién llegados los ponemos en jaulas donde hay otros, tendrán de ser de carácter dócil preferiblemente hembras.
Un poco de endibia o brocolí.
Y sobre todo no molestar mucho al recién llegado. Que coma, beba y se bañé si lo desea.
Los cardenalitos no escarban los comederos como los canarios, por eso es necesario soplar más a menudo las cascarillas de los granos comidos.

La perilla blanca contiene mucha proteína, incluso más que el cañamón, pero algunos ejemplares se vician demasiado en ella; a estos no hay que añadirles mixtura nueva hasta que tengan su comedero bastante apurado, evidentemente siempre soplando las cascarillas de los granos comidos. No confundamos la perilla blanca con la bruna (color beig claro) esta perilla gusta poco a los cardenalitos.

Tener siempre un comedero que solo contenga alpiste , algunos ejemplares ni lo tocan, otros solo en época de muda o en la estación de invierno, pero es importante tenerlo.

Complejo vitamínico tres días seguidos cada mes, del tipo total pero vigilando que beban, ya que hay algunos ejemplares que se niegan a beber agua con aditivos.

En época de muda añadir al agua de bebida complejo vitamínico con aminoácidos, sobre todo a los machos que les cuesta más hacer la muda, y aún más a los jóvenes machos en su primera muda. En esa primera muda, colgar a los jóvenes un trozo de cuerda para que se distraigan picándola y no lo hagan con las plumas de sus hermanos.

Una vez a la semana una hojita de endibia (verdura de simiente de achicoria de venta en grandes superficies que se produce mucho en Francia -sabor amargo- hay que acostumbrarlos en Invierno)

Tener siempre a disposición de los pájaros gritt mineral (yo personalmente mezclo mineral , concha triturada y carbón vegetal. Todo el año hueso de sepia.

Bizcocho del tipo mórbido (no seco), yo utilizo últimamente la marca Mont-Blanc (marca italiana para ornitología)

Bebedero siempre de tubo exterior.

Facilitarles el baño el máximo de días posibles, les encanta y es aconsejable para su salud, pero ponerles la bañera por las mañanas o máximo mediodía.

Una vez se independizan los jóvenes, procurar agruparlos por edades y separar los mutados de los normales, en especial los doble dilución.



COMIDA DURANTE LA CRÍA

Añadir al bizcocho morbido un 20% de almendra rallada. Serinet-cría (preventivo antibiótico para ornitología) en el bizcocho hasta cinco días después del anillado.

Que no les falte endibia a los que tengan pichones y cañamón (lo más pequeño posible) que habremos puesto a remojar con un poco de yodo, durante 24 horas, limpiado con agua a presión y un poco seco al sol.

Estos tres suplementos se les siguen manteniendo a los jóvenes pichones una vez se separan de los padres, y en menos cantidad hasta que acaben su primera muda.

Hay que vigilar como se comportan entre sí la pareja de adultos en la cría. La mayoría de las veces la hembra, al salir del nido, persigue al macho; hay muchos machos que no dan de comer a los pichones, ni siquiera cuando tienen ya cañones en las alas, y otros machos despluman la cabeza de la hembra durante la incubación, no les da e comer mientras incuba y además las persigue e incordia cuando esta sale hambrienta y sedienta del nido a comer. Esto no sucede en su hábitat natural ya que tienen mucho espacio libre, pero criando en jaula hay que improvisar soluciones.

Un método sencillo para evitar problemas es el siguiente:

Una vez haya puesto todos los huevos la hembra, separar al macho con una rejilla para que la hembra lo siga viendo y no abandone el nido, y dejar que la hembra críe sola a los pequeños.

También se puede incorporar a la cría al macho, una vez anillados los pichones, pero hay que vigilar los primeros días el comportamiento de la pareja (Esta sería la solución ideal, de poderse llevar a cabo)



NIDO Y MATERIAL

Nido pequeño especial para cardenalitos. Colocarlo en la zona de la jaula que tenga más luz, ya que al contrario de otras especies como el verderón, la hembra de cardenalito prefiere anidar en zonas más iluminadas y mientras incuba vigilar todos los movimientos que se producen a su alrededor.

El material que prefiere la hembra para forrar el nido es una mezcla de yuta (hilos de saco), fibra de coco, pelo de cabra y algodón: hay algún fabricante que suministra bolsas con los cuatro materiales juntos.

Anilla de 2,5 mm . Varía la fecha de anillamiento en función del mes de nacimiento (horas de luz diaria) y la cantidad de comida que suministran los padres o si dan de comer ambos o solo lo hace la madre.

SUERTE Y FELIZ CRÍA.

NORMAS PARA EL RECIÉN LLEGADO


--------------------------------------------------------------------------------

Muchas bajas se han producido al día siguiente de llegar los pájaros al domicilio de su nuevo dueño. El Cardenalito es un pájaro muy inquieto y la digestión del agua y la comida que consume apenas tarda 20 minutos.

Eso nos da una idea de lo que puede suceder si el animal no bebe agua en 16 horas y que además ha viajado en malas condiciones por una agencia de transportes con varios más de su especie, y a un ambiente completamente nuevo para él.

Son propensos a la hipotensión y bajada de glucosa en sangre, que para generalizar denominamos estrés; una vez entrados en este proceso, algunos ejemplares estando sedientos, son incapaces de beber el agua que tienen delante de su pico, aunque vean a otros que lo hacen.

Nada más llegar los pájaros al nuevo domicilio hay que tener las siguientes precauciones:

Los pájaros ante todo han de beber AGUA. Los pondremos en una jaula y observaremos que todos beban. Si alguno no lo hace debido a las penurias del viaje, le daremos agua con la yema del dedo en la comisura (lateral) del pico. Jamás le administraremos agua con jeringuilla.
Durante un mes han de comer la mixtura arriba indicada. Cualquier cambio de dieta tiene que ser progresivo. Nada de germinado. En los pájaros muy jóvenes, un poco de cañamón remojado 24 horas como indico más adelante.
El agua ha de estar bien visible y sin añadir ningún tipo de producto. Además de bebedero de tubo exterior, bañera.
Comida bien visible (los primeros días no utilizar comederos exteriores cerrados tipo capilla). Hay que añadir algún comedero colgado interior y abierto.
Si los pájaros recién llegados los ponemos en jaulas donde hay otros, tendrán de ser de carácter dócil preferiblemente hembras.
Un poco de endibia o brocolí, sobre todo a los más jóvenes o que no han acabado la muda.
Y sobre todo no molestar mucho al recién llegado. Que coman, beban y se bañen si lo desean.
Con los días y sin prisas, volver los pájaros a la normalidad para que su cuidado sea idéntico a los pájaros que tengamos en casa. (proporciones en la mixtura, tipo de comedero, etc.)
También hay que tener en cuenta la temperatura ambiente del criadero de procedencia si el traslado del pájaro se produce en invierno; por eso es conveniente hacerse con los cardenalitos entre Julio y Octubre, ya que además de evitarnos problemas con las temperaturas, pasarán más tiempo en nuestro criadero lo que es muy importante de cara a una fácil reproducción al año siguiente.

Muchos criadores creen que el momento más adecuado para hacerse con cardenalitos jóvenes es una vez completada la muda. Otros pájaros como el verderón o jilguero tienen mudas de pluma más complicadas y no es conveniente su traslado en esas fechas, pero para el cardenalito no es ningún problema y especialmente las hembras mudan muy rápidamente; yo sigo opinando que cuanto más tiempo pasen en su nuevo hogar los cardenalitos, más posibilidades de éxito tendremos en la cría del año siguiente.

JAULA DE CRÍA

La cría del cardenalito en voladeras compartiendo espacio con otras especies más grandes presenta muchos problemas ya nuestro pequeño amigo no consigue mantener su nido a salvo de otras especies.

Nidos con huevos son desposeídos del material con que han sido confeccionados por hembras de otras especies, abandonando al final la hembra de cardenalito su nido destrozado. Especies como jilgueros, pardillos sizerines, muchas especies africanas, etc, son incompatibles con nuestro pequeño cardenalito en las voladeras amplias si nuestro propósito es criar cardenalitos. Otro tema diferente es tener una colección de aves de adorno, en este caso si serían compatibles.
Atención a las plantas naturales que ponemos en las voladeras ya que alguna puede ser tóxica.

El tipo de jaula preferida por los cardenalitos es la cerrada por todas partes menos por el frontal; estas jaulas parece que dan al cardenalito una sensación de mayor seguridad para afrontar la cría. Además al no tener alambres en techo y laterales, no tienden a colgarse de ellos evitando así zonas de la jaula donde podrían engancharse una pata.
Igualmente los he visto criar en cualquier en cualquier otro tipo, incluida la típica de alambre por los cuatro costados y techo. Una jaula de 90 cm de larga es más que suficiente para una pareja, aunque si lo es de 60 cm también va bien.
La jaula estándar tendría las siguientes medidas:

LARGO 90 cm
ANCHO 30 cm
ALTO 40 cm

Ha de tener posibilidad de poner rejilla intermedia, para estar preparado ante posibles problemas en la pareja y la emancipación de los jóvenes.
Dentro de la jaula es conveniente que haya palos de reposo con diferentes medidas de diámetro (de 6 mm. a 8mm.). Hace años vi a la venta un tipo de palo que tenía tres diámetros diferentes (de más a menos) en la longitud del mismo; lamentablemente ya no los he vuelto a encontrar.
Cuanto menos muelles y rincones peligrosos tenga la jaula, mejor, ya que es fácil que un cardenalito se enganche una pata en cualquier sitio.
Aunque el cardenalito baje poco al fondo de la jaula siempre ha de tener rejilla en el fondo para evitar que coman del suelo y así evitar infecciones.
He observado infinidad de tipos de jaulas ya que hay muchos fabricantes; todos los modelos que existen en el mercado se adaptan a los canarios y periquitos pero se sigue sin fabricar un modelo de jaula específico para los spinus .
Distancia entre alambres más reducida, posibilidad de convertir y modular el espacio interior de las jaulas como por ejemplo unir varias de ellas, comederos en zonas altas, un solo palo de reposo que tenga varias medidas de diámetro o imitando ramitas secas, que no existan rincones y muelles peligrosos donde los cardenalitos se enganchan fácilmente la pata donde tiene la anilla, puerta de apertura vertical que es más segura que la horizontal, fácil limpieza, etc, toda esta combinación de ventajas en un solo modelo de jaula no se encuentra en el mercado y he llegado a la conclusión de que los fabricantes de jaulas, además de tener poca idea de lo que tocan, no tienen ganas de vender.
En lugar de crear novedades para intentar vender algo que no fabrican los demás, lo que realizan todos es un mismo producto y la competencia la efectúan mediante el precio y la calidad.

CRIADERO
Una vez superado el tema de la dieta equilibrada y nuestros pájaros gocen de plena salud, yo opino que los 2 secretos más importantes en la cría del cardenalito residen en la zona de cría, llámese criadero o aviario y el tipo de nido que ante todo ha de incitar a la hembra a reproducirse.
Se puede criar cardenalitos en muchos sitios, desde un sótano con luz artificial hasta en el balcón de tu casa pero sólo se puede efectuar de una forma óptima, y cuando digo óptima no sólo me refiero a la cantidad sino al tipo de pájaro que dará buenos resultados futuros, si el ambiente donde están ubicadas las jaulas es el mejor posible.
No todos disponemos de lo que queremos pero en función del sitio de cría, hemos de asumir y resignarnos con los resultados; algún criador ha logrado con una pareja de cardenalitos criar 12 pichones en una jaula colgada en el balcón de su casa, donde las palomas y gorriones se acercan diariamente o donde más de un ratón viene a cebarse, pero no es lo más normal.
Lo más importante es la abundancia de luz natural y que entre en nuestro criadero el sol temprano de la mañana que no quema; esto se logra mediante la orientación del criadero. Si se tiene cristales no va mal que estos sean “un poco” oscurecidos para evitar cierta gama de rayos nocivos. Posibilidad de regulación fácil de estos cristales en función de la temperatura interior, ante todo evitar que el ambiente interior este cargado, que es una sensación que he notado en algunas visitas que he hecho a criaderos de amigos, al entrar te da como una especie de sofocón y mareo.
Evitar corrientes de aire, humedad excesiva, ruidos excesivos alrededor, contacto con aves salvajes para evitar enfermedades, entrada de insectos voladores mediante telas mosquiteras.
Agua corriente a mano, materiales exteriores de construcción con aislantes térmicos como poliespan o fibra de vidrio.

“ Y el que pueda reunir todas estas condiciones, que se alegre, porque es un privilegiado “

POSTURA E INCUBACIÓN

Una postura normal consta de 4 a 5 huevos, aunque las he tenido alguna vez de 6; las hembras más viejas suelen poner de 3 a 4 huevos.
La postura es siempre de un huevo diario a no ser que la hembra tenga algún problema de salud o defecto físico.
Los huevos recién puestos son de un color rosáceo, normalmente con alguna manchita marrón teja, aunque alguna hembra los ponen sin manchas.
La incubación dura de 12 (julio-agosto) a 13 días (principios de primavera), y a los 7 días de incubación los huevos fecundados presentan, a simple vista, un color blanco brillante, bien diferente a los que no son fértiles.

Hay hembras que conservan el instinto natural de empezar la incubación al cuarto huevo, pero muchas otras la comienzan al segundo huevo. A estas últimas es conveniente sustituirle los huevos por unos de plástico hasta que acabe la postura.
Si optamos por la sustitución hay dos importantes premisas:

1º Algunas hembras aborrecen el nido si manipulamos los huevos. Esto sucede con muchas especies salvajes.

2º Los huevos de cardenalito tienen la cáscara muy fina y delicada; a más de uno se nos ha roto un huevo en los dedos. El huevo se coge por las dos puntas, no por los lados. Otra solución para los más torpes es emplear una cuchara pequeña de café.

Anilla cerrada de 2,5 mm ; es aconsejable con número de criador federado ya que identifica a su propietario y es imprescindible para poder participar en muchos concursos.
Varía la fecha de anillamiento en función del mes de nacimiento (horas de luz diaria) y la cantidad de comida que suministran los padres o si dan de comer ambos o solo lo hace la madre (entre 5 y 7 días).
Si queremos tener nuestros cardenalitos dentro de la legalidad vigente en la Comunidad Europea en cuanto al CITES, han de estar anillados con anilla cerrada de 2,5 mm., por lo que bien vale la pena hacer ese esfuerzo.

MUTACIONES EN LA ACTUALIDAD

Las mutaciones más conocidas en la actualidad (aunque con el tiempo veremos que van apareciendo otras), son las siguientes:

Bruna y ágata : Estas mutaciones se consiguieron hace años, unos dicen que en Bélgica y otros que en Alemania, dependiendo de la nacionalidad del interlocutor. La mutación bruna es relativamente fácil que aparezca en un criadero ya que en la naturaleza es la que más se observa en pájaros silvestres; lo de la mutación ágata me inclino más por la teoría de introducción a través del lugano, ya que hace muchos años que se había fijado en él. Para mi gusto los ejemplares resultantes no son nada espectaculares, a excepción de la hembra ágata, que pasaría con aprobado. Su transmisión ligadas al sexo.

Isabela : Con un fenotipo bien diferenciado del cardenalito clásico, se consigue a partir del emparejamiento de un individuo ágata y otro bruno o a través de un lugano isabela. Su transmisión ligada al sexo.

Rubina : Presenta ojos rojos y su transmisión es recesiva. Probablemente introducida en el cardenalito a través de otro spinus. De momento es muy difícil de conseguir ya que su cría es muy limitada. Herencia genética recesiva.

Diluidas : Tampoco es una mutación propia del cardenalito, sino introducida a través de nuestro amigo el lugano (carduelis spinus). Ya que la primera mutación diluida que apareció en el lugano era sobre el verde ancestral, se la llamó verde diluido, el equivalente en el cardenalito es negro-bruno diluido.
Con un solo individuo de la pareja que sea diluido, da directamente la mutación en hijos e hijas. Los que nacen normales, o sea clásicos, no son portadores. Si el mutado en diluido de la pareja es la hembra, suele dar más hijos mutados que a la inversa. Afecta uniformemente a todos los pigmentos oscuros del pájaro; esta mutación es parecida a la pastel del canario pero se diferencia de ésta en lo homogénea de la mutación sin concentrarse en alas y cola como sucede en el canario, además del tipo de herencia genética diferente. La mutación pastel del canario es ligada al sexo mientras que la diluida del cardenalito funciona genéticamente como libre dominante y no hay portadores .
El fenotipo resultante es claramente diferenciado del ancestral.

Dobles diluciones : Al emparejar dos pájaros diluidos nace alguno con doble dilución, Nada más nacer presentan pelillos y piel muy blanca y con ojos rojos (isabelismo). Si emparejamos un cardenalito doble dilución con uno puro, o con cualquier otro pájaro de otra especie que queramos hibridar, nacerán todos los hijos con la mutación dilución simple que comento anteriormente. Herencia genética libre y aún más dominante que la anterior.
El fenotipo resultante del pájaro es lo más diferente del ancestral logrado hasta el día de hoy.

Topacio : Quizá me esté anticipando pero de momento no ha llegado a mis oídos que esté fijada en el cardenalito, pero ya he observado esta mutación fijada en el cabecita negra y me imagino que es cuestión de pocos años su ampliación al spinus cucullata. Transmisión recesiva.

Eumo y marfil : Me sigo anticipando, pero ya que ha sido fijada en el lugano (spinus spinus) la acabaremos viendo en el cardenalito. Habrá que esperar para ver como afectan al cardenalito.

Sobre todas estas mutaciones se pueden efectuar múltiples combinaciones como :
Negro bruno diluido, bruno diluido, ágata diluido, isabela diluido y a todas ellas se les puede añadir el doble factor de dilución.

Todas estas se podrán combinar en el futuro con la topacio y marfil, dando lugar a ejemplares que serán francamente difíciles de identificar.

Personalmente no soy partidario de excesivas mezclas de mutaciones entre si; más bien me gustan las mutaciones más puras y criadas por separado y sin mezclarlas. La diferencia entre una “buena” hembra negro-bruna o ágata doble dilución, y otra isabela doble dilución son de “matiz y mínimas”, sin embargo la diferencia de precio es considerable.
Muchas combinaciones de estas mutaciones no representan una variación sustancial respecto a otras fijadas hace más años.

OPINIÓN DEL REDACTOR: Factores a tener en cuenta en cruces para obtener nuevas mutaciones.
Si intentamos introducir una mutación partiremos de dos especies (una de ellas evidentemente con la mutación). El primer cruce entre dos spinus se llama F-1; cuando ese F-1 lo cruzamos con uno de los ancestros dará lugar al R-1, y así sucesivamente R-2, R-3 y R-4 siempre que lo hagamos con el mismo spinus ; el R-4 ya tiene la consideración de especie pura, aunque si hemos partido de dos spinus con fenotipos muy similares podríamos atrevernos a considerar el R-3 fenotípicamente puro.
Para la persona que no esté acostumbrada a ver las diferentes especies de spinus y muchas de sus subespecies es francamente complicado distinguir los diferentes retrocruces; solamente efectuando un esfuerzo de memoria sobre el fenotipo de un pájaro clásico (medidas, forma general, longitud del pico, diseño de las alas, etc), distinguiremos un F-1 de un R.

Yo no soy una excepción y también me he equivocado varias veces, comprando años atrás pájaros que no eran 100% lo que me indicaba su dueño, aunque con el tiempo y afición todos aprendemos; pero también he visto equivocarse a personas que aparentemente saben más que yo, llegando a ver pájaros en concursos que no eran lo que se decía en la hoja de inscripción aunque este engaño sea culpa del criador propietario del pájaro, que ha actuado de mala fe.

No es lo mismo un pájaro intermedio o de trabajo, que un pájaro ya finalizado al que hemos transferido una determinada mutación. Los spinus en general son pájaros que por muchos motivos son difíciles de adquirir y cuando hablamos de ciertas mutaciones aún más.
La honestidad y conocimientos del criador propietario de estos retrocruces es lo principal para evitar equivocaciones ; no tiene el mismo valor un F-1 que un R-4, y si se cede un R-2 se nos ha de comunicar claramente lo que nos vamos a llevar a casa y nosotros sepamos valorar ese pájaro inacabado,
ya que puede que queden todavía 2 años de recruces para obtener el pájaro definitivo.

OPINIÓN DEL REDACTOR: Factores a tener en cuenta sobre el fenotipo obtenido de las diferentes mutaciones y combinaciones.
Algunas combinaciones de mutaciones afectan levemente al cardenalito, dando lugar a pájaros que son más de lo mismo. La diferencia entre un macho doble dilución ágata y un doble dilución isabela es simplemente de intensidad del lipocromo, llegando a la conclusión de que un factor doble dilución da prácticamente igual si lo es en negro-bruno, ágata o isabela.
El desarrollo de las mutaciones en todos los pájaros ha de ser para crear fenotipos bien diferenciados del ancestral y que las sucesivas mutaciones y combinaciones que vayan apareciendo, afecten de una forma clara y diferenciada al pájaro, creando fenotipos nuevos o mejor dicho claramente nuevos.
Y se me olvidad lo principal, que realmente mejoren los diferentes fenotipos existentes.


EL CARDENALITO EN LOS CONCURSOS

La participación del Cardenalito de Venezuela en los concursos es por el diseño del fenotipo (diseño exterior del pájaro), esto significa que se pueden inscribir tanto machos como hembras.
En los concursos que organiza la Confederación Ornitológica Mundial (COM), en su versión Hemisferio Norte, lo hace en el grupo F2 exóticos agrupados de la siguiente forma:
Sección 4: pájaros individuales
Sección 3: equipos (4 cardenalitos del mismo sexo y con fenotipo lo más homogéneo posible)

En el apartado de individuales se permite un máximo de 3 ejemplares de una misma especie por criador, por lo que sólo podremos inscribir 3 cardenalitos entre machos y hembras.

Las mutaciones de Cardenalito se inscriben igualmente en el grupo F2 exóticos pero en el apartado mutaciones y combinaciones de carduelis:
Sección 35: pájaros individuales
Sección 36: equipos

En las hojas de inscripción es muy aconsejable añadir el nombre científico en latín de nuestros pájaros, en este caso spinus o carduelis cucullata; de cara a la edición del catálogo del concurso clarifica las consultas del resto de criadores.
En concursos más pequeños y ante la escasa inscripción de pájaros exóticos, nuestros Cardenalitos suelen participar en un único grupo de exóticos junto a diamantes de Gould, etc. y en otros concursos de ámbito más reducido lamentablemente el grupo de exóticos ni existe.

NOTA IMPORTANTE: Se admiten pájaros con anilla del año y año anterior.
Está claro que los pájaros de sobre año parten con una teórica ventaja inicial, ya que un cardenalito que ha pasado dos mudas de pluma presenta una condición ideal.

Anilla cerrada de 2,5 mm y con número de criador federado.

En cuanto al estándar o norma de enjuiciamiento del Cardenalito no hay nada escrito. La condición de un buen pájaro de concurso es norma general para todo pájaro de concurso ya sean , canarios, jilgueros, diamante de Gould, isabelita de Japón, etc. y esto significa que el Cardenalito que presentemos ha de reunir inicialmente las siguientes condiciones:

Ha de ser un pájaro manso que no se baje a la bandeja y que no se enganche al frontal de la jaula
cuando es observado por el juez que lo va a puntuar.
Mostrar una posición erguida en el palo de la jaula.
Muda bien terminada, que no le falte ninguna pluma y ésta esté bien pegada a su cuerpo.
Perfecto estado de salud.
Simetría en sus diseños (por ejemplo el diseño de las barras alares ha de ser igual en longitud, anchura e intensidad del color).
En los machos de cardenalito, el lipocromo rojo ha de ser de una intensidad uniforme sin incrustaciones de plumas de tonos amarillos ni diferentes tonos rojos.
A las hembras no les ha de faltar color rojo en el pecho y rabadilla.
Por norma general las hembras suelen conseguir mejor puntuación que los machos en estos concursos y dentro de estas hembras, las que presenten el color gris más subido de tono todavía más.
Todas estas anotaciones y otras muchas más, son las que lógicamente ha de reunir un buen cardenalito de concurso, pero como NO HAY TODAVÍA ESTÁNDAR ESCRITO , comentaré otros datos a tener en cuenta.
Si como punto de partida nos basamos en el Cardenalito salvaje , hay que añadir además unos pequeños detalles:
Según estudios de ornitólogos venezolanos hay dos tipos de cardenalitos que se podrían diferenciar, no sé si hasta dar pie a definirlos como 2 subespecies diferentes.
Ya que las zonas de población son escasas y además bastantes alejadas, los localizados en la parte Oriental de Venezuela son más grandes, llegando a medir de longitud algunos machos entre 10,4 y 10,8 cm , mientras que la medida más general es de 10 cm. en otras zonas.
Otra diferencia de estos cardenalitos de la zona oriental es el lipocromo rojo de los machos que presenta un tono más bronce. Dicha tonalidad no cambia en cautividad, persistiendo la diferencia en el lipocromo rojo, por lo que no se debe al tipo de alimentación sino más bien a una herencia genética.
Ya tenemos dos tipos de fenotipo diferente de cardenalito en estado salvaje que afectan a medida y color.

En cuanto a la caperuza negra del macho se observan de dos tipos:
El 80% de los pájaros salvajes estudiados (de un total de 100 en varios años) el negro presenta una pequeña forma de V hacia la zona del pecho, mientras que el restante 20% presentan el negro del alto pecho en forma de media luna (circular). Esta diferencia se produce de forma general y no por zonas.

De todo lo comentado anteriormente yo hago dos conclusiones:
1º Se podría empezar a considerar la existencia de 2 subespecies, aún dentro de la escasez numérica de ejemplares en estado salvaje.
2ª De cara a los concursos son perfectamente válidas las medidas que van de 10 a 10,8 cm., y los lipocromos que oscilan entre el rojo vivo e intenso y el rojo bronce intenso. Estas diferencias de fenotipos no han de ser motivo de penalización y son tan auténticos unos como otros, y admitir que estas diferencias ya se producen en estado salvaje.

 
AVIARIO
 
Publicidad
 
GAMAS QUE CRIO
 
BRONCES INTENSO CLASICOS
BRONCES NEVADO CLASICOS
LIPOCROMO ROJO INTENSO
LIPOCROMO ROJO NEVADO

C.N: Y- 493 & C.N: B- 062
CONTADOR DE VISITAS
 
clocks for websitecontadores web
EL TIEMPO
 
 
Hoy habia 8 visitantes (55 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=